Avisar de contenido inadecuado

Justino Mártir, Diálogo con Trifón

{
}

Justino Mártir, Diálogo con Trifón:

 

Trifón: "¿Estás seguro de admitir que este lugar, Jerusalén, será reconstruida y se puede esperar que su gente se juntará, y estarán gozosos con Cristo y los Patriarcas ...?"

 

Justino: "Yo y muchos otros somos de esta opinión, y creo que esto se llevará a cabo, como usted seguramente es consciente, pero por otro lado, confieso a usted que muchos de los que pertenecen a la fe pura y piadosa piensan lo contrario.  Yo señalé que algunos que se llaman cristianos, pero son herejes ateos, impíos, enseñan doctrinas que son en todo sentido blasfemo, ateo y tonto ... elijo seguir no a los hombres o las enseñanzas de los hombres, sino a Dios y las doctrinas entregadas por Él.  Pues si has caído con algunos que se llaman cristianos, pero que no admiten la verdad de la resurrección ... que dicen que no hay resurrección de los muertos, y que sus almas cuando mueren son llevadas al cielo, no te imagines  que son cristianos ... Pero yo y otros cristianos que tienen razón y meditan en todos los puntos, están seguros de que habrá una resurrección de los muertos, y mil años en Jerusalén, la cual será reconstruida, adornada y ampliada, como los profetas  Ezequiel, Isaías y otros declaran ... Hemos percibido, por otra parte, que la expresión: "El Día del Señor", está relacionada con el tema. Y, además, había un hombre con nosotros, que se llamaba Juan, uno de los  Apóstoles de Cristo, que fue profetizado en una revelación que se hizo para él que los que creen en nuestro Cristo vivirán mil años en Jerusalén y que posteriormente la resurrección general de todos los hombres se llevaría a cabo"

 

Declaración de Justino sobre el Estado Intermedio (en su totalidad) (ca 150 dC)

 

"Porque si usted se ha encontrado con algunos de los que se llaman cristianos, pero que no admiten la verdad de la resurrección y se atreven  blasfemar al Dios de Abraham, Isaac y Jacob, diciendo que no hay resurrección de los muertos, y que  sus almas cuando mueren son llevadas al cielo: no se imaginen que son cristianos, al igual que uno, si bien se considera que no admitiría que los Saduceos, o sectas similares de la genistae, Meristae, galileos, helenistas, los fariseos, Bautistas, son Judíos, pero sólo son llamados Judíos, adorando a Dios con los labios, como Dios declaró, pero el corazón esta lejos de Él. Pero yo y otros, que son perfectos cristianos de mente en todos los puntos, aseguramos que habrá  una resurrección de los muertos, y mil años en Jerusalén, la cual será reconstruida, adornada y ampliada, como los profetas Ezequiel e Isaías y otros declaran "(Diálogo con Trifón, cap. 80, Padres ante-nicenos, Vol. 1.  , Eerdmans, p. 239).

 

El padre de la iglesia latina Tertuliano (a menudo conocido como el padre de la cristiandad occidental) es otro que estaría muy en desacuerdo con la moderna "ortodoxia" acerca de lo que sucede con el alma en la muerte.  Protestó contra la idea de que el alma abandona el cuerpo en la muerte y va al cielo: "... Platón despacha de inmediato las almas al cielo, como le plazca ... A la pregunta de dónde se extrae el alma [en la muerte] ahora damos  la respuesta ... El lugar de los estoicos es sólo para sus propias almas, es decir, las almas de los sabios, en las mansiones anteriores. Platón, es cierto, no permite  este destino para todas las almas, de manera indiscriminada, incluso de todos los filósofos, pero sólo aquellos que han cultivado su filosofía del amor a los muchachos [los homosexuales] ... En este sistema, entonces, las almas de los sabios son llevadas a lo alto en el éter ... Todas las almas de los otros serán arrojadas al infierno.

 

"Para nosotros las regiones inferiores del Hades no se supone que es una cavidad desnuda, ni alguna alcantarilla subterránea del mundo, sino un vasto espacio profundo en el interior de la tierra, y una fosa que oculta en sus entrañas, en la medida en que leemos  que Cristo en Su muerte pasó tres días en el corazón de la tierra, es decir, en el hueco interior secreto que se esconde en la tierra, y cerrado por la tierra, y se superpone en las profundidades abismales que se encuentran todavía más abajo. Ahora bien, aunque  Cristo es Dios, sin embargo, es también hombre, "Él murió según las Escrituras (primera de Corintios 15:3) y "conforme a las Escrituras mismas fue sepultado. "Con la ley misma de su ser cumplió plenamente, al permanecer en el Hades en la forma y condición de un hombre muerto, ni él ascendió a las alturas del cielo antes de descender a las profundidades de la tierra ni después, porque Él no podía hacer que los patriarcas y profetas participen de él mismo [Nada se dice en la Biblia acerca de que Jesús alteró el estado de los Patriarcas cuando estaban en el Hades,] Siendo este el caso, debe suponer que el Hades es como una región subterránea y mantiene a distancia a aquellos que son demasiado orgullosos para creer que las almas de los fieles se merecen un lugar en  las regiones más bajas. Estas personas que son "siervos por encima de su Señor, y los discípulos por encima de su maestro," sería sin duda un desprecio  recibir el consuelo de la resurrección, si es que hay que esperar en el seno de Abraham. Pero fue con este fin, por ejemplo a ellos, que Cristo descendió a los infiernos, para que tal vez nosotros no tengamos que bajar hasta allí. Pues bien, a continuación, [dicen], ¿qué diferencia hay entre paganos y cristianos, si la misma prisión les espera cuando todos sean muertos? [Pero yo les digo], ¿Cómo, en efecto, será el alma escoltada hasta el cielo, donde Cristo ya está sentado a la diestra del Padre, cuando todavía la trompeta del arcángel no ha sido escuchada por el mandato de Dios? Cuando todavía los que la venida del Señor encontrará en la tierra, no han sido arrebatados en el aire para encontrarse con Él en Su venida, en compañía de los muertos en Cristo, que serán los primeros en surgir? [primera a los Tesalonisences 4:13 en adelante.] Para nadie esta el cielo abierto. Cuando el mundo, de hecho, pasará, entonces el reino de los cielos se abrirá "(Tratado sobre el Alma, capítulo 55).

 

Otro "Padre de la Iglesia," Hipólito (170-236), ciertamente no pensaba que las almas estaban en el cielo: "Pero ahora tenemos que hablar del Hades, en el que las almas tanto de los justos y los injustos son detenidas ... los justos que obtendrán el reino incorruptible e inmarcesible, ellos también se encuentran actualmente detenidos en el Hades, pero no en el mismo lugar con los injustos ... Hasta aquí, pues, sobre el tema del Hades, en el que las almas de todos son detenidas hasta el momento que Dios tiene  determinado, y entonces Él llevará a cabo una resurrección de todos, no mediante la transferencia de almas en otros cuerpos, sino elevando los cuerpos mismos "(Contra Platón, en la Causa del Universo, 1, 2). Continuará.

{
}
{
}

Deja tu comentario Justino Mártir, Diálogo con Trifón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.